Autor: EspañaSalud (Página 7 de 24)

La Ciencia de la Salud – Episodio 1 – El dolor, la enfermedad invisible

¿Cómo se vive con una enfermedad que muchas veces no aparece en los análisis? ¿Cómo se vive con un dolor imposible de describir? ¿Cómo se vive… con una enfermedad invisible?

“La ciencia de la salud” se emitirá de forma semanal a partir del domingo 6 de mayo

El programa “La ciencia de la salud” producido por RTVE en base a una idea original de España Salud se emitirá de forma semanal a partir de este domingo a las 12h en La 2, para pasar posteriormente a La 1 de TVE. Este proyecto que se inició a finales del pasado año y del que se han rodado 13 capítulos dedicados a las 13 patologías más prevalentes en la sociedad española, tiene como finalidad extender el mejor conocimiento de la salud entre los ciudadanos y divulgar los preceptos de prevención y hábitos de vida saludables. Gran parte de los médicos e investigadores vinculados a nuestra entidad han sido protagonistas de los sucesivos programas que tendrán, a partir de septiembre, continuidad con otros 13 episodios en los que se podrá profundizar en las principales enfermedades, terapias y soluciones farmacológicas y de imagen.

El presidente de España Salud, Josep Brugada, protagonista del programa de TVE “Nombres propios”

El doctor Josep Brugada, cardiólogo, exdirector del Hospital Clínic de Barcelona y uno de los referentes mundiales en la muerte súbita, fue protagonista del programa que emite TVE bajo el título “Nombres propios” que presenta la periodista Anna Cler y que se emite los martes a las 20:30h. Durante 30 minutos, un personaje de relieve en el ámbito científico, cultural, deportivo o político, explica sus experiencias profesionales y personales en este espacio que pretende descubrir más sobre los personajes entrevistados. El espacio se graba en los estudios de TVE en Sant Cugat del Vallès y ha contabilizado hasta ahora 17 nombres propios de actualidad. En la entrevista con el doctor Brugada se analizó la importancia del proyecto de cardioprotección pública que lidera la Fundación España Salud, el hecho de que esta enfermedad cardiaca multiplique por 20 las defunciones que producen los accidentes de tráfico, así como la importancia de tener control de riesgo cardiovascular mediante una dieta equilibrada, ejercicio regular, y evitar el tabaco y moderar el consumo de alcohol.

El 12 de mayo se completará la cardioprotección de las instalaciones de Guardia Civil en Andalucía Occidental.

La frontera de Ceuta con Marruecos será una de las instalaciones cardioprotegidas

Con la prevista presencia del ministro del Interior y del director general de la Guardia Civil, a quien acompañarán responsables de la Fundación España Salud, impulsora de este proyecto, el sábado 12 de mayo en Sevilla tendrá lugar la presentación pública de esta iniciativa de cardioprotección en un total de 12 acuartelamientos de la Guardia Civil en Andalucía Occidental, concretamente en las comandancias de Sevilla, Cádiz, Huelva, Algeciras y Ceuta, el puesto fronterizo con Marruecos, el puesto de Palma del Río, Utrera e Isla Cristina, además de la sede de la jefatura de la 4ª Zona. Andalucía es la tercera comunidad española que tendrá sus instalaciones dotadas de desfibriladores de última generación tras la positiva experiencia en Catalunya y Comunidad Valenciana, y que cuenta con la colaboración de Quirón Prevención.

Descargar (PDF, 107KB)

Facing que incorpora la vitrina cardiaca donde se instalan los desfibriladores.

La Ciencia de la Salud – Promoción

“La Ciencia de la Salud” se adentra a lo largo de trece programas en las vidas y las historias de pacientes y médicos para ofrecer una mirada humana al fascinante mundo de la salud y la medicina. En definitiva, se trata de un programa sobre la vida. Un programa para ayudar a crear una sociedad más saludable.

El centro social de El Cortijo, en La Corredoria, estrena desfibrilador en el marco del proyecto “Latidos que suman”

Una iniciativa de España Salud en Oviedo

Oviedo,17.04.2018 – El centro social de El Cortijo, en La Corredoria, cuenta desde este martes con un nuevo desfibrilador gracias a la iniciativa ‘Latidos que suman’. El proyecto, impulsado por la Fundación España Salud y Esteve, se basa en los kilómetros que médicos y farmacéuticos han recorrido y donado en su primera edición como carrera virtual solidaria. Al de La Corredoria se suma también un segundo aparato, en el Centro Social de Trubia. Gracias a la propuesta aumentan de esta manera el número de espacios cardioprotegidos en el municipio de Oviedo contribuyendo a aumentar las probabilidades de supervivencia ante una parada cardiaca.

“La idea es ir colocando desfibriladores en más centros sociales y colegios públicos”, ha afirmado la edil de Salud Pública, Mercedes González, durante el acto al que ha acudido acompañada de la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga y de la vicealcaldesa, Ana Taboada. De cara a las sucesivas instalaciones se establecerá un criterio de prioridades en función del número de usuarios y edad de los mismos, teniendo en cuenta que esta intervención en los primeros momentos de una parada puede contribuir a salvar muchísimas vidas, según explica el Ayuntamiento en nota de prensa. “Es el objetivo que tiene España Salud junto con el laboratorio Esteve, y el uso de desfibriladores es el método más eficaz para evitar una muerte súbita”, ha comentado Susana Rodríguez, la representante del departamento médico de Esteve, haciendo hincapié en que, según la Sociedad Española del Corazón, se estima que existen más de 4.000 muertes de este tipo anualmente en nuestro país. Aunque actualmente el Ayuntamiento de Oviedo ya cuenta con los citados dispositivos en todos aquellos lugares en los que es obligatorio su montaje, como en instalaciones deportivas o espacios públicos tales como los teatros Campoamor y Filarmónica o el Auditorio, “quieren ir a más”. “No es obligatorio tenerlo en los centros sociales, pero nos gustaría hacer de Oviedo una ciudad cardiosaludable”, ha sentenciado González, buscando que todos los espacios susceptibles de usos sociales puedan poner a disposición de los ciudadanos una “garantía de vida” gracias a los desfibriladores. Desde 2016, el Principado es una de las siete comunidades autónomas, junto a Andalucía, Canarias, Cataluña, País Vasco, Madrid y Comunidad Valenciana, que obligan a colocar estos aparatos en espacios públicos que cumplan con una serie de requisitos entre los que se encuentran la población de la localidad, el aforo o la afluencia diaria, entre otros.

Desarrollado el primer fármaco con el potencial de curar la diabetes tipo 1

Científicos españoles han creado una molécula que regenera las células productoras de insulina

Un fármaco nuevo, probado con éxito en ratones y en cultivos de células humanas, es capaz de revertir los síntomas y las causas de la diabetes tipo 1. Si se demuestra su eficacia y seguridad en ensayos clínicos, podría suponer una cura para la enfermedad. El logro, detallado hoy en Nature Communications, es de un equipo internacional de científicos encabezado por investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) de Sevilla, que lidera Bernat Soria, exministro de sanidad y miembro fundador de España Salud. Según Cabimer, “ha llevado varios años identificar un receptor molecular adecuado que se pueda activar con un fármaco; ahora que lo han descrito, será posible diseñar varias moléculas sintéticas para dar con el medicamento idóneo”.
Un fármaco nuevo, probado con éxito en ratones y en cultivos de células humanas, es capaz de revertir los síntomas y las causas de la diabetes tipo 1. Si se demuestra su eficacia y seguridad en ensayos clínicos, podría suponer una cura para la enfermedad. El logro, detallado hoy en Nature Communications, es de un equipo internacional de científicos encabezado por investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) de Sevilla. Ha llevado varios años identificar un receptor molecular adecuado que se pueda activar con un fármaco; ahora que lo han descrito, será posible diseñar varias moléculas sintéticas para dar con el medicamento idóneo.

La diabetes tipo 1 es una condición autoinmune que suele aparecer en la infancia. En los 21 millones de pacientes que la sufren, los linfocitos destruyen las células beta del páncreas, encargadas de almacenar y secretar insulina, creando una dependencia de por vida a la inyección de esta hormona. El nuevo fármaco hace dos cosas: reduce el ataque autoinmune y repone la población de células beta destruidas. Hasta ahora, los tratamientos disponibles —inmunosupresión o terapias celulares— solo podían cumplir una función o la otra, respectivamente.
“Para curar la diabetes hay que hacer las dos cosas: fabricar células que sustituyan a las que no funcionan y detener la causa”, explica Bernat Soria, director del Departamento de Regeneración y Terapias Avanzadas de Cabimer y fundador del centro. El también ex-ministro de Sanidad ofrece el rescate bancario como ejemplo: aunque se invierta dinero en reflotar los bancos, afirma, “si no resolvemos el problema que nos llevó allí, volveremos”.
La estructura del nuevo compuesto químico (BL001) está protegida por una patente de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud. Su diseño le permite activar un receptor molecular situado en la superficie de algunas células inmunes y de las células del páncreas, según explica la primera autora del estudio, Nadia Cobo-Vuilleumier. Esta interacción reduce la respuesta inflamatoria y protege a las células beta.
El mismo receptor también se encuentra en las células alfa del islote de Langerhans, que son las encargadas de almacenar y secretar la hormona glucagón. El fármaco provoca la transformación de células alfa en células beta. Este insólito fenómeno, conocido como transdiferenciación, resuelve un problema clave al que se enfrentan las terapias celulares, que es el de regenerar la población de células beta a partir de una muestra inexistente o severamente dañada. “Es muy novedosa la idea, pero finalmente tienen resultados que han convencido”, opina Gomis.
El fármaco ha tenido éxito para prevenir y tratar la diabetes en ratones transgénicos y en cultivos de tejido pancreático donado por las familias de pacientes fallecidos. El investigador principal de Cabimer, Benoit Gauthier, querría tener un medicamento viable “lo antes posible”, pero asegura que es imposible saber cuándo lo conseguirán. “Desarrollar un fármaco desde el laboratorio hasta el paciente cuesta unos 20 millones de euros. Hemos gastado tres millones ya. Si me das 17 millones mañana, en unos pocos años, si todo va bien, ya estaría en el mercado”, afirma. Además de la financiación pública, esta investigación ha recibido contribuciones de las asociaciones de padres Juvenile Diabetes Research Foundation de Nueva York (EE UU) y DiabetesCERO en España.

El compuesto patentado es solo uno de varios que ahora se crearán con el fin de identificar los que tengan umbrales más bajos de eficacia y más altos de toxicidad. Aunque a los ratones se les administró la molécula por inyección, el objetivo final es crear una pastilla. Con suerte, un medicamento como este podría crear tolerancia inmunitaria permanente. “Las empresas farmacéuticas preferirían una pastilla que los pacientes tengan que tomar de por vida, pero mi deseo es que se pueda reeducar al sistema inmune”, concluye Gauthier.

Una niña deportista española recibe un minimarcapasos infantil

Georgia Serquella muestra el dispositivo implantado

El diminuto aparato pesa dos gramos y no lleva cables y se realizó en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, a cargo de Georgia Sarquella, miembro de España Salud.

Una adolescente española de 14 años, deportista activa (pide no identificar el deporte), es portadora del primer marcapasos sin cables y miniaturizado, de dos gramos de peso, que se coloca en el corazón de un menor en España. El marcapasos sin cables se ha implantado en los dos últimos años a una decena de adultos en hospitales españoles.

La menor portadora del marcapasos, denominado Micra, sufre un síncope por asistolia que, de no ser afrontado médicamente, le suponía un permanente estado de riesgo vital. El trastorno le causaba paros cardiacos y pérdidas de consciencia de hasta 15 segundos, un lapso que, indican los médicos, ponía en peligro su vida. «Sufría un bloqueo cardiaco completo: el corazón no le funcionaba», sintetiza Georgia Sarquella, miembro de la Fundación España Salud y cardióloga del Hospital de Sant Joan de Déu, de Esplugas, artífice de la intervención por cateterismo que permitió la implantación del marcapasos.

El aparato, un electrodo cilíndrico de 0,8 centímetros cúbicos de volumen, fue introducido desde la ingle, a través de la vena femoral, y ascendió hasta el ventrículo derecho del corazón, donde quedó depositado bajo el endocardio por medio de un sistema de fijación de cuatro púas de nitinol, una aleación de níquel y titanio, eléctricamente inactivas. Su creador, la firma Medtronic, calcula que las baterías permitirán un funcionamiento óptimo durante 10 o 15 años, una variación que dependerá del uso que le requieran los fallos del corazón de la chica.

Cuando deje de funcionar, la cápsula de acero quedará abandonada allí donde se aloja y los cardiólogos repetirán la operación colocando a la paciente un segundo marcapasos, en una zona próxima al ya inactivo.

«No siempre se extrae del cuerpo de los pacientes el material que deja de funcionar», asegura Sarquella. Los marcapasos tradicionales, provistos de cables y con mayor peso y volumen, se adentran por la vena subclavia, que transcurre por el hombro, bajo la clavícula. Por ese camino, llega a la zona pectoral, donde se le crea una bolsa de alojamiento, de la que parten dos cables que viajan dentro de la misma vena y alcanzan el ventrículo derecho.

«El marcapasos quedará enganchado y epitalizará con la piel del corazón». Formará parte de la masa cardiaca. La liviana presencia del ingenio facilitó que la muchacha reiniciara su actividad habitual pocas horas después de la intervención.

Las comandancias y otras instalaciones de la Guardia Civil de Andalucía Occidental estarán cardioprotegidas en abril

Un acuerdo entre la Fundación España Salud y el Ministerio del Interior permitirá replicar la cardioprotección de instalaciones de la Guardia Civil, que en su día se hizo en Catalunya y Comunidad Valenciana, ahora en Andalucía Occidental. Este programa de salud pública incluirá, en una primera fase, un total de 12 instalaciones entre las que figuran las comandancias de Sevilla, Cádiz, Huelva, Algeciras y Ceuta, el puesto fronterizo con Marruecos, el puesto de Palma del Río, Utrera e Isla Cristina, además de la sede de la jefatura de la 4ª Zona. En todas estas ubicaciones se instalarán, por parte de España Salud, desfibriladores de última generación de la marca Philips, principal proveedor de tecnología sanitaria, que estarán a disposición de cualquier ciudadano ante una necesidad terapéutica. Este proyecto cuenta con la colaboración de Quirón Prevención, entidad de riesgos laborales del grupo Quirón Salud.

La muerte súbita multiplica por 19 los fallecimientos producidos por accidente de circulación y puede sobrevenir en cualquier momento sin distinción de persona, sexo o circunstancia. En España provocó casi 40.000 defunciones en 2017. La aparición de los síntomas viene precedida por la pérdida brusca de consciencia. Se disponen de 10 minutos para actuar e intentar salvar la vida de la persona y de aquí la importancia vital de que el desfibrilador se encuente tan accesible como sea posible.

El desfibrilador automático es un dispositivo que sólo actúa en caso de necesidad y puede ser usado por cualquier persona aunque carezca de los elementales conocimientos sanitarios, pues actúa sólo en caso de fibrilación ventricular.

Un fallo cardiaco causó la muerte súbita de Astori

Página 7 de 24

© 2014 Asociación España Salud

Aviso legal · Política de Privacidad · Política de cookies