Después de sufrir unas fuertes anginas, a Juli le aparecieron manchas rojas en la piel. La sensación era insoportable.