Autor: EspañaSalud Página 2 de 34

Nace el sello LIMA para certificar espacios protegidos ante el COVID-19

La Fundación España Salud y la consultora ETL Global se unen para auditar lugares inmunocontrolados con el respaldo de la comunidad científica.

Una parte esencial de la recuperación de la actividad social y económica ante la pandemia del COVID-19 es que las empresas sean espacios seguros gracias a la aplicación de medidas que minimicen el riesgo de contagios. Este es el objetivo de LIMA, un sello certificador de espacios inmunocontrolados que ha nacido de la colaboración entre la Fundación España Salud y la consultora alemana ETL Global Audit Assurance.

Esta iniciativa proporciona información completa, rápida y contrastada de las medidas de protección ante COVID-19 que son adoptadas en espacios abiertos y cerrados a los que van a acceder tanto empleados como clientes o usuarios.  LIMA cuenta como elemento diferencial con el asesoramiento de los expertos clínicos de la Fundación España Salud. “El hecho de que cuente con el respaldo de la comunidad científica confiere al proyecto un carácter sanitario y social que va más allá de la auditoría y certificación de lugares inmunocontrolados”, afirma José Luis Suárez, socio de ETL Global.

Aspectos evaluados

Para la concesión del sello, se realiza una auditoría que evalúa más de 40 medidas, sistemas y protocolos de protección implementados por la empresa mediante revisión documental, matcheos electrónicos y verificaciones periciales in situ. Los aspectos evaluados más relevantes son los relacionados con la protección de las personas, como la realización de test serológicos a los empleados, así como la fiabilidad y especificidad de las pruebas utilizadas. También se evalúan otro tipo de medidas como la señalética o los protocolos de higienización y desinfección.

Una vez recabada y evaluada la información necesaria, un informe final certifica que la entidad responsable del espacio auditado ha definido e implantado veraz y eficazmente medidas para prevenir contagios por COVID-19 y otorga una calificación de hasta cinco estrellas, que indica el nivel de protección del espacio. “Es un modo de visibilizar ante empleados y usuarios los esfuerzos desarrollados para evitar la propagación del coronavirus, proporcionarles seguridad y eliminar el miedo”, señala José Luis Suárez. LIMA se ha diseñado para ser accesible a cualquier tamaño de empresa. El protocolo, implementado por ETL bajo la supervisión de la Fundación España Salud, es acorde con las directrices del Ministerio de Sanidad, Consejerías de Sanidad y la OMS, así como a la normativa legal que resulte de aplicación.

Restos actuales para el control del tabaquismo

La Fundación España Salud junto al Grup d’Investigacó en Salut Pública de la UPC  organizan un nuevo debate virtual sobre “Restos actuales para el control del tabaquismo” que, en esta ocasión, participarán los ponentes que figuran a pie de la convocatoria, todos ellos expertos en el deshabito y tratamiento de las consecuencias del tabaco. Esta sesión es  de libre participación y tendrá una duración  de 1,30 h. Las principales conclusiones se publicarán en las páginas de Medicina de El País el próximo 11 de julio.

Link para unirse a la sesión virtual del próximo lunes, día 22, a las 17.30h en la que se podrá realizar preguntas a los participantes.

Unirse a reuniуn de Microsoft Teams

ABC. Nace saludymedicinaresponde.org

Si vuelvo al trabajo, quiero saber si tengo anticuerpos

Los representantes sindicales piden test masivos a las plantillas en la desescalada para garantizar una mejor salud laboral en los centros de trabajo

Leer más

El Parkinson, progresivo y frecuente

Por Jaume Kulisevsky, Director de la Unidad del Parkinson y Trastornos del Movimiento del  Hospital Sant Pau, BCN y miembro de Fundación España Salud.

Son característicos los llamados ‘síntomas motores’ (temblor, rigidez muscular, lentitud de movimientos, que se agravan progresivamente. Con frecuencia, un lado del cuerpo estará más afectado que el otro. Un conjunto variable de síntomas ‘no motores’ ansiedad, depresión, apatía, trastornos del sueño, dolor, ‘lentitud mental’ pueden contribuir tanto o más que los síntomas motores al deterioro continuado de la calidad de vida relacionada con la salud.  

Tras el diagnóstico y el inicio del tratamiento oral con levodopa o agonistas que reemplazan a la dopamina (el principal neurotrasmisor afectado por la neurodegeneración), se consigue en la mayoría de casos devolver una muy aceptable calidad de vida a los pacientes.  

Con el progreso de la enfermedad, en las fases medias o avanzadas, pueden aparecer complicaciones como menor duración (horas), o menor efectividad de los fármacos sobre los síntomas, exceso de movimientos (discinesias), o efectos secundarios (trastorno de control de impulsos, alucinaciones), que limitan la mejora obtenida en los primeros tiempos. 

Nuevas técnicas, más o menos cruentas (cirugía del Parkinson, bombas de infusión duodenales o subcutáneas) han permitido tener alternativas para estas complicaciones.

No obstante, la investigación está trayendo nuevos fármacos orales, algunos ya en el mercado, como los nuevos inhibidores del glutamato y de las enzimas MAO-B y COMT. Estos fármacos permiten una degradación más lenta de la dopamina reforzando el efecto y la duración de la levodopa. Su empleo racional en las etapas media-avanzada de la enfermedad puede retrasar o incluso evitar, el uso de las técnicas avanzadas, y restituir en gran medida la calidad de vida de los pacientes.

Atención al olfato: anosmia y ageusia pueden ser el primer y único síntoma del coronavirus

El virólogo alemán Hendrik Streeck en el peródico Frankfurter Allgemeine Zeitung, el 16 de marzo del 2020, fue el primero en relacionar la pérdida del olfato con la enfermedad COVID19.

Por Dra. María Colomé, Clínica Rinológica Laboratorio del olfato. Miembro de Fundación España Salud.

Cada vez son más las publicaciones que hacen referencia a considerar los transtornos olfativos y gustativos como un síntoma, e incluso como una forma clínica de la COVID19.

Luigi Vaira, en un trabajo publicado en la revista Head and Neck, presentó un estudio de la función olfativa y gustativa, mediante tests objetivos, en 72 pacientes COVID19 tratados en la Universidad de Sassari. El 73,6% de los pacientes mostraba o había sufrido una alteración de estos sentidos. Esto tiene especial consideración si se trata de síntomas aislados, que se presentan bruscamente (en 24-48h) y, sin otros síntomas acompañantes de rinitis, como la mucosidad o la obstrucción nasal (sólo en un 9% de los casos).  Con la remisión de la enfermedad solían recuperar gradualmente el olfato en pocas semanas, la mayoría antes de 5 días, pero encontró que en un 34% la anosmia y la ageusia persistían; no habiéndose encontrado correlaciones significativas entre la extensión de estos desordenes quimiosensitivos y la severidad de las imágenes patológicas pulmonares. Concluyó que las alteraciones olfativas y gustativas representan un hallazgo clínico común en COVID19 por lo que tendremos en cuenta al realizar el diagnóstico. Lechien también publicacó un estudio multicéntrico en la revista European Archives of Oto-Rhino-Laringology sobre las disfunciones gustivas como presentación clínica de formas leves y moderadamente leves. En otro estudio internacional realizado con 357 pacientes COVID19 positivos, el 85,6% tenía alteraciones olfativas, siendo las mujeres las más afectadas. El 72% recuperaron el olfato los primeros 8 días después de la resolución de la enfermedad. Otro estudio publicado en la revista European Archives of Oto-Rhinolaringology mostró que el 80% de los pacientes refería una pérdida total del olfato y el 88% de estos tenía alteraciones de los sabores dulce, amargo y salado. El 79% no presentaba otros síntomas nasales como la obstrucción nasal o la rinorrea, como sucede en el resfriado común.  En el 12% de los pacientes con COVID19, la pérdida del olfato era el primer síntoma, por lo que, en estos pacientes, deberíamos extremar precauciones. También, concluye que las alteraciones de los sentidos del olfato y del gusto deben considerarse síntomas de la infección por COVID19. Al no considerarse de entrada un síntoma en los protocolos del coronavirus, las medidas de aislamiento de estas personas han llegado tarde.

En el epitelio olfativo, situado en el techo de las fosas nasales, las neuronas olfatorias están en contacto directo con el aire que respiramos. El virus SARS-Cov2 contacta directamente con esta zona, y es de suponer que la infecte por tener un neurotropismo hacia las neuronas olfatorias al igual que lo tienen otros coronavirus (SARS Cov1).

La dermatología española, pionera en la descripción de las lesiones cutáneas asociadas al COVID-19

Por Ángeles Florez, dermatóloga, miembro de España Salud Fundación.

Leer más

España Salud, la UPC y el Parc Taulí investigarán las consecuencias psicosociales de la COVID-19

La Fundación España Salud en unión del Grupo de Investigación de Salut Pública de la Universidad Politècnica de Catalunya (GISP-UPC) y el Hospital Universitario Parc Taulí ha iniciado el proyecto financiado “Reducción del impacto psicosocial de la COVID-19: detección y abordaje del trastorno de estrés postraumático” adjudicado en el marco de la convocatoria extraordinaria de ayudas pera proyectos de cooperación local en la lucha contra la enfermedad COVID-19 y su impacto social. Este estudio tiene un plazo de ejecución hasta fin de año, prorrogable. En él participarán un total de cinco investigadores liderados por el Dr. Diego Palao, jefe de servicio de Salud Mental del Hospital Parc Taulí y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Entre los elementos considerados para la valoración de la propuesta de este trabajo de investigación figuran, entre otros, el grado de viabilidad y su adecuación a las finalidades de la convocatoria, la aplicación inmediata de los resultados, el impacto en la lucha contra esta enfermedad y sus consecuencias sociales así como la posibilidad de replicar las experiencias obtenidas en otros entornos con similar problemática. Básicamente, la propuesta aprobada presentada por España Salud, el Grupo de Investigación de Salud Pública y el Parc Tau abordará las consecuencias psicosociales a largo plazo de los pacientes que pueden afectar a su calidad de vida y a su salud. El trastorno de estrés post traumático (TEPT) se identifica de forma frecuente y, en el caso de afectados por la COVID-19, la enfermedad presenta características específicas que incrementan este riesgo de TEPT. El estudio tiene, también, el objetivo no sólo de investigar estas consecuencias, sino facilitar una intervención específica para prevenirlas.

La Policía Nacional y la Guardia Civil agradecen a España Salud su contribución con ocasión del estado de Alarma Sanitaria

Leer más

¡Mamá, quiero ser viróloga!

Por Manel Esteller, Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras. Miembro de España Salud Fundación.

Leer más

Página 2 de 34

© 2014 Asociación España Salud

Aviso legal · Política de Privacidad · Política de cookies