Los datos que el Dr. Palao puso encima de la mesa revelan la verdadera dimensión de la depresión y el suicidio como emergencia sanitaria

  • Miembro de la Fundación España Salud, el director ejecutivo del servicio de Salud Mental del Hospital Universitario Parc Taulí recuerda que en España se suicidan cada año 3.600 personas y es la principal causa de mortalidad en hombres y mujeres de 25 a 45 años
  •  Hace un llamamiento urgente a las administraciones públicas y a las empresas para que hagan de la prevención de la depresión y del suicidio una prioridad sanitaria y social, también en los entornos laborales

Médico psiquiatra, investigador en depresión y prevención del suicidio, director ejecutivo del servicio de Salud Mental del Hospital Universitario Parc Taulí y miembro del Comité Científico de la Fundación España Salud, el Dr. Diego Palao está convencido de que solo desde la prevención, a edades ya muy tempranas, se podrá reducir la incidencia de la depresión en la población. Esconder la cabeza bajo el ala o mirar hacia otro lado no hará que las estadísticas sobre depresión o suicidio ni los estigmas sociales perpetuados durante décadas desaparezcan por sí solos. Estigmas y tabús, recordó, que impiden a muchas personas buscar ayuda profesional.

Por ello, el Dr. Palao aprovechó su intervención en la reunión conjunta que el Comité Científico y el Consejo Económico de la Fundación España Salud celebraron en CosmoCaixa Barcelona el pasado 21 de noviembre, para insistir en la imperiosa necesidad de visibilizar socialmente las enfermedades del cerebro e invertir en esta especialidad médica unos recursos públicos acordes con la magnitud del problema.

“La depresión no es una debilidad; es una enfermedad muy grave del cerebro, muy prevalente e inhabilitante y que puede conducir a la muerte”, sentenció. La depresión es la primera causa de discapacidad en el mundo occidental. En España cada año se ven afectadas casi dos millones y medio de personas, con un coste global que ronda los 9.000 millones de euros, sobre todo en pérdidas laborales, pero también en recursos sanitarios.

En ocasiones, el sufrimiento que provoca la depresión es tan intenso que desemboca en el suicidio. Los datos que el Dr. Palao puso encima de la mesa revelan la verdadera dimensión de esta emergencia sanitaria. A saber: casi 3.600 personas mueren por suicidio cada año en España, una cifra que dobla los fallecimientos por accidentes de tráfico; la tasa de suicidios en hombres triplica la de mujeres y es la primera causa de mortalidad en España en hombres y mujeres de 25 a 45 años; el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España en el conjunto de la población.

“La magnitud del problema del suicidio no está suficientemente visibilizada ni representada en la sociedad y en los medios de comunicación”, lamentó el Dr. Palao, quien llamó a la concienciación urgente tanto de las administraciones públicas como de las empresas para que hagan de la prevención una prioridad sanitaria y social: “La salud mental -recalcó- no puede seguir siendo la hermanita podre de las especialidades médicas; se necesitan recursos y campañas de sensibilización y prevención”.

(Fotografías: Ismael Frasquier)