El presidente de España Salud, Dr. Luis Donoso (segundo por la izquierda) participó en las Jornadas Internacionales sobre Inteligencia Artificial organizadas por la Fundación Formación y Futuro

  • El Dr. Luis Donoso, presidente de la Fundación España Salud, asegura que la introducción de la IA en el campo del diagnóstico por la imagen supone un cambio de paradigma

La salud y la medicina avanzan de la mano de la Inteligencia Artificial desde hace ya varios años, pero el campo que queda por explorar se antoja inabarcable. Precisamente en la relación de presente y de futuro entre el ámbito sanitario y esta sofisticada tecnología se ha centrado el segundo ciclo de Jornadas Internacionales sobre Inteligencia Artificial organizado por la Fundación Formación y Futuro, con la colaboración de España Salud.

Tras la inauguración -que corrió a cargo del presidente de la Fundación Formación y Futuro, Dr. Fernando Casado-, expertos nacionales e internacionales intercambiaron puntos de vista sobre el sinfín de posibilidades contenidas en una disciplina que está revolucionando, entre otros, el campo de la salud.

El presidente de la Fundación España Salud y director del Centro de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Clínic de Barcelona, Dr. Luis Donoso, participó como ponente en la mesa “Salud e innovación genética”, junto con el Dr. Ignacio Blanco, especialista en genética, y Javier Martínez, director del área de Ingeniería de Google.

Presidente también de la International Society of Radiology, el doctor Donoso recordó que el diagnóstico por la imagen es un área fundamental de la salud y de la medicina puesto que esta tecnología, basada en la exploración, permite a los profesionales no sólo diagnosticar enfermedades y patologías, sino prevenir futuras lesiones. La Inteligencia Artificial, señaló en este sentido, ha demostrado ya su eficacia en el análisis de imágenes y, aun así, queda un inmenso potencial por desarrollar.

Explicó el Dr. Donoso que en un futuro a la vuelta de la esquina, la IA proporcionará a los médicos información extraordinariamente valiosa y rápida sobre dichas imágenes, que permitirá optimizar el trabajo de los profesionales de la salud, mejorar la atención al paciente y, en consecuencia, ahorrar costes a la sanidad pública. Se avecina un cambio de paradigma; una revolución sanitaria en toda regla.