Manel empezó a fumar con 12 años. No lo dejó hasta cumplidos los 60. La EPOC, una enfermedad de las vías respiratorias causada por la inhalación de humo, le obliga a vivir permanentemente conectado a una máquina de oxígeno

  • En España mueren cada año 70.000 personas por enfermedades derivadas del consumo de tabaco. Pese a ser una de las adicciones más fuertes, su uso social está normalizado y el 30% de los españoles adultos son fumadores
  • El nuevo capítulo de La Ciencia de la Salud de TVE -una idea original y coordinación de contenidos de España Salud- se emite el próximo sábado en TV2 entre las 13:00 y las 14:00 horas

El tabaquismo es una conducta adictiva crónica como consecuencia del consumo de tabaco a lo largo del tiempo. El 70 % de los fumadores quiere dejar el hábito; si solo lo consigue por sí mismo un 5 % es porque estamos frente a una adicción muy resistente.

El tabaco actúa a varios niveles sobre la salud del organismo ya que le aporta droga, sustancias tóxicas y componentes oxidativos. Todo ello deriva en adicciones, cánceres y enfermedades respiratorias y cardiovasculares

En España mueren cada año 70.000 personas por enfermedades derivadas directamente del consumo de tabaco. Pese a ser una de las adicciones más fuertes, su uso social está normalizado y el 30 % de la población adulta en España es fumadora. Además del valor en vidas humanas, los costes para la sanidad pública son muy elevados.

Dolores, fumadora desde los 15 años, está dejando el tabaco al verse seriamente afectada su salud. Antonio, su marido, ha sido fumador pasivo en casa y en el trabajo, puesto que era camarero

El tabaquismo es una adicción al tabaco que actúa a varios niveles sobre la salud del organismo ya que le aporta droga, causante de la dependencia;  sustancias tóxicas, que provocan enfermedades cardiovasculares y distintos tipos de cáncer; y componentes oxidativos, que derivan en enfermedad respiratoria crónica.

Vayamos por partes. La nicotina engaña de tal forma al cerebro que hace creer al fumador que el tabaco es imprescindible para su subsistencia. Es rapidísima ya que hace efecto en el cerebro del fumador a los 10 o 15 segundos de su consumo. Sólo una droga actúa más rápidamente que la nicotina: el crack. Esta condición la convierte, a juicio de los expertos, en una de las peores drogas en cuanto al nivel de adicción que provocan.

Por otro lado, el humo del tabaco lleva más de 4.000 sustancias tóxicas distintas y la mayoría de ellas pueden causar diferentes enfermedades. De hecho, independientemente de estas sustancias tóxicas, el propio humo como tal es el tóxico principal y, a la larga, provoca enfermedades cardiovasculares.

Estela necesita ayudar para dejar de fumar y se la prestan en la Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge

Los alquitranes e hidrocarburos que contiene el tabaco, y que aparecen al hacer la combustión, provocan distintos tipos de cáncer.

Finalmente, los componentes oxidativos dañan a las células y causan enfermedad respiratoria crónica.

“Como sociedad, no sé hasta qué punto nos podemos permitir que cada día en nuestro país caiga un avión, es decir, mueran 160 personas debido al consumo de tabaco”, afirma gráficamente el Dr. Josep Maria Ramon, jefe del servicio Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge, en el nuevo capítulo de La Ciencia de la Salud de TVE -una idea original y coordinación de contenidos de la Fundación España Salud- que se emitirá el próximo sábado en TV2 entre las 13:00 y las 14:00 horas.

En el episodio “¿Todavía fumas?”, los especialistas admiten que la “normalización social” que implica fumar hace que el tabaquismo sea una de las adicciones más fuertes a las que se enfrenta la salud pública. Y si bien coinciden en que se va avanzando en la erradicación de esta dependencia, comparten también la idea de que queda un largo camino por recorrer y las campañas de concienciación y prevención son un imprescindible compañero de viaje.

El Dr. Josep Maria Ramon, jefe de la Unidad de tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge, entrevista al locutor radiofónico Justo Molinero, quien relata que se sentía esclavo del tabaco

El episodio recoge los testimonios de fumadores adictos que han visto su vida limitada por el consumo de tabaco. Algunos consiguieron dejarlo; otros, están en proceso y necesitan ayuda especializada. Manel, uno de los pacientes, padece la enfermedad pulmonar EPOC. Empezó a fumar con 12 años para sentirse más hombre y, tras varias crisis de salud, a los 60 “cayó en redondo”. Fue entonces cuando lo dejó. La enfermedad que padece afecta a las vías respiratorias y está causada por la inhalación de tóxicos. Necesita permanentemente un aporte extra de oxígeno para poder respirar.

Estela, de 44 años, empezó a fumar a los 18 e intenta dejarlo. No pudo hacerlo por sí misma y en la actualidad acude a la Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge, que atiende a pacientes con alta complejidad. Toma pastillas para reducir la ansiedad y, a través de la terapia conductual, está aprendiendo a vivir el día a día sin fumar.

Los chefs Javier y Sergio Torres explican a la doctora Magda Carlas, médico nutricionista, cómo elaborar un plato sabroso bajo en calorías. Generalmente, los fumadores suelen coger algo de peso al dejar el tabaco

Entrevistado por el Dr. Ramon, el locutor radiofónico Justo Molinero explica que dejó de fumar cuando se dio cuenta de que no era una persona libre, puesto que tener acceso al tabaco condicionaba incluso la planificación de sus desplazamientos personales o profesionales. Empezó a fumar con 10 años y consumía tres paquetes diarios. Lamenta que “durante muchos años estuvo bien visto fumar”. El tabaco era símbolo de hombría y servía para la socialización. Parte de este mito pervive y Molinero pide a las administraciones campañas de concienciación y prevención para que los adolescentes y jóvenes no se inicien en el consumo del tabaco.

Vocación divulgativa

La nueva temporada de La Ciencia de la Salud cuenta con 13 capítulos de cincuenta minutos de duración cada uno. Rodados entre los meses de enero y mayo en diferentes ciudades españolas y con localizaciones en algunos de los hospitales de referencia del país, los episodios se emiten los sábados entre las 13:00 y las 14:00 horas; inicialmente por TV2, para pasar posteriormente a TV1 y al Canal Internacional de la televisión pública.

Cada capítulo aborda una especialidad médica desde el punto de vista de los pacientes y de los profesionales de la salud y lo hace en torno a varias historias reales (algunas de ciudadanos anónimos y otras de personajes de relevancia pública) y a la figura de alguno de los médicos fundadores de la Fundación España Salud, cuya presencia da cohesión a la narración.

Los monográficos restantes versarán sobre alergias, cirugía cardiovascular y enfermedades raras. En cada capítulo de La Ciencia de la Salud se repasan los últimos avances farmacológicos y en imagen médica relacionados con la especialidad abordada.

La Ciencia de la Salud nace de la vocación divulgativa y formativa de España Salud. La entidad, integrada por una cincuentena de prestigiosos médicos de todas las especialidades, impulsa iniciativas y proyectos destinados a la investigación, el conocimiento de las ciencias de la salud y la promoción de los hábitos de vida saludables, con el objetivo de reducir la incidencia de algunas de las enfermedades más frecuentes de la sociedad actual.